El criptoarte como futuro de creación artística

Índice de contenidos

Los tokens no fungibles, aseguran la autoría del artista

Por esto, el criptoarte da un paso más allá de la creación digital y a pesar de que una obra o diseño se replique infinitamente, pero la autoría estará asegurada, gracias a los NFT. Esto significa que si el autor vende su obra, cederá el certificado digital al comprador y es éste último quién a pesar de que se difunda miles de veces, solo él tiene la propiedad.

 

¿Qué son los NFT en el criptoarte?

Los NFT se suelen definir como certificados digitales de autenticidad. Como nos explica The Verge, medio estadounidense especializado en tecnología, “los NFT son archivos únicos que viven en una cadena de blockchain” e implica que “los compradores normalmente consiguen derechos limitados para exponer el arte digital que representan” estos tokens.

La tecnología blockchain es un registro descentralizado público en el que se inscriben estas unidades de datos, estos certificados digitales de autenticidad. No tienes derechos sobre el cuadro o pieza artística, ni siquiera un póster que colgar en el salón. El mismo medio explica que el comprador realmente está adquiriendo una especie de “derecho de alardear y el activo de poder revenderlo luego”.

Criptoarte el futuro de la creación artística

Algunos expertos consideran el criptoarte basado en NFT, el futuro de la producción artística digital. A pesar de que es prematuro asumir que exista un mercado en el que se pueda vender y comprar arte en NFT utilizando criptomonedas, sí que se ha convertido ya en una forma de inversión para muchos coleccionistas digitales.

El ejemplo de la obra de Beeple. La famosa casa de subastas británica Christie’s que vendió esta pieza, definía la obra del artista como “un trabajo único en la historia del arte digital”. La obra, que es un collage de todas las imágenes que el artista estuvo publicando diariamente en redes sociales durante 13 años y medio, se describe como “abstracta, fantasiosa, grotesca o absurda”. Y la decisión de Christie’s de apostar por este tipo de arte y de aceptar como pago una criptomoneda (en este caso Ether) la convirtió en la primera casa de subastas en ofrecer arte puramente digital, sin soporte físico.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *